Buscar
 
 
A A A

Una imagen vale más que mil palabras

En 2009, el Examen Nacional de Ingreso al Posgrado (EXANI-III) fue sustentado por poco más de 20 mil egresados de licenciatura que deseaban cursar estudios de posgrado. Está conformado por dos tipos de exámenes: uno para posgrados con orientación a la investigación, dirigido a sustentantes interesados en ingresar a programas de maestría o doctorado con el propósito de formarse como investigadores. El otro –el de profesionalización– está diseñado para quienes desean cursar especialidades o maestrías con la finalidad de perfeccionar sus capacidades profesionales.
Ambos tipos de exámenes están diseñados para medir el desempeño de los sustentantes en competencias básicas que debieron adquirir en más de 15 años de estudios, a saber:
Razonamiento verbal, entendido como la habilidad del sustentante para comprender y analizar expresiones y sus relaciones en un contexto académico. Se presentan fragmentos o textos completos con el propósito de que demuestre su acervo lingüístico y sus facultades de entendimiento del lenguaje. En el caso del área de investigación las preguntas se basan en información retomada de reportes de investigación, artículos científicos, ponencias, conferencias y ensayos. Para el área de profesionalización los reactivos tienen como referencia ensayos, artículos y columnas de análisis especializado o textos literarios.

El razonamiento matemático, en este examen, es la capacidad del sustentante para realizar cálculos e inferencias mediante el análisis de información de tipo numérico y espacial, así como su habilidad para clasificar y sintetizar información cualitativa y cuantitativa conforme a un criterio. También se explora la habilidad para reconocer o establecer relaciones abstractas; para conceptualizar simbólica, gráfica o lógicamente una situación espacial, secuencial, proporcional o numérica; para llevar la situación de la pregunta a otro contexto y manejarla con mayor facilidad. Ocasionalmente será necesario hacer algunos cálculos numéricos.

Las competencias en el uso de la información indagan sobre nivel de competencia del sustentante sobre metodología y habilidades en materia de investigación, desarrollo de proyectos y empleo de las tecnologías de información y comunicación.

La información que arroja la aplicación de este examen es muy interesante, pues muestra el desempeño de un grupo privilegiado de personas, aquellas que lograron sortear la serie de los obstáculos de diversa índole que se engloban en lo que llamamos deserción escolar. Considérese que de acuerdo con cifras oficiales de cada 100 niños que ingresan a la primaria solo siete terminan una licenciatura y únicamente dos se titulan.

De la información que arrojan los resultados de este examen en 2009 se toma solamente un dato: el desempeño de estos 20 mil sustentantes organizado por niveles de desempeño y área de procedencia de la licenciatura; es decir, se ordenaron  los resultados de menor a mayor desempeño y luego se establecieron puntos de corte para dividir el total de la población en cinco partes correspondes a 20% de la población cada una. De este modo, se puede diferenciar gráficamente los grupos por nivel de desempeño (o quintil); posteriormente, se organizó esta información por la licenciatura de cada sustentante. El resultado de este procedimiento da las siguientes gráficas:
Gráfica 1. Distribución de los sustentantes del perfil investigación
de acuerdo con el área de procedencia de la licenciatura.

...
Elaboración con base en 6,598 respuestas válidas

Gráfica 2. Distribución de los sustentantes perfil profesionalización
de acuerdo con el área de procedencia de la licenciatura

...
Elaboración con base en 13,174 respuestas válidas

Para ayudar a interpretar estas gráficas se presenta un ejemplo:
Si se observa el grupo de hasta arriba de la gráfica 1 (el 20% de los sustentantes que obtuvieron los resultados más altos) se puede conocer la conformación de este segmento organizado por licenciaturas: se aprecia que mientras que 25% de los sustentantes de carreras de ingenierías y tecnologías estuvo en este rango, solo 5% de quienes estudiaron carreras relacionadas con educación obtuvieron este desempeño.

En el caso del perfil profesionalización (gráfica 2) la diferencia es aún mayor: 38% de los de ingeniería y tecnologías, frente a 5% de educación, se encuentran en el rango de los desempeños más altos. Se trata solamente de un dato organizado de forma que brinda información sobre el desempeño de este grupo selecto de jóvenes; esta información, debidamente procesada y analizada puede permitir generar conocimiento sobre la formación que están recibiendo los estudiantes de las universidades de nuestro país.


 
 

Av. Camino al Desierto de los Leones (Altavista) 19, Col. San Ángel, Deleg. Álvaro Obregón,
C.P. 01000, México, D.F. Tel. 01(55) 3000-8700, LADA sin costo 01 800 624 2510

Aviso de privacidad |Términos de uso |Políticas de privacidad
2014 CENEVAL© Todos los derechos reservados 3.0