martes, 26 de mayo de 2020

Educación en casa en tiempos de coronavirus



Cualquier Sugerencia o desea compartir contenido para que sea publicado, de alguna guía o queja o sugerencia y así ayudar a nuestra comunidad por favor envíanos Whastapp 5548131156 --- www.ceneval.org

Educación en casa en tiempos de coronavirus: la guía completa para que tus hijos no se atrasen en el colegio



Resultado de imagen de estudiando en casa


La cancelación de clases en los colegios, el teletrabajo o homeoffice (trabajar desde casa) y la cuarentena, a causa de la recientemente declarada fase 4 del coronavirus en nuestro país, trae a los padres una inquietante duda y responsabilidad extra: ¿Cómo pueden asegurar la educación de sus hijos desde casa para que no se atrasen en el colegio? Es por ello que conversó con El Mostrador, la psicopedagoga del programa “4 a 7, mujer trabaja tranquila” del SernamEG, Macarena Moreno, para ayudar a los padres en este proceso.

La cuarentena y educación en casa puede resultar ser algo muy complejo, sobre todo para los padres de adolescentes, considerando que el tiempo y la vida hace olvidar, por ejemplo, cómo se resolvía una ecuación en segundo grado. Es por ello que conversó con El Mostrador, la psicopedagoga del programa “4 a 7, mujer trabaja tranquila” del SernamEG, Macarena Moreno, programa que permite que niñas y niños de entre 6 y 13 años permanezcan en un establecimiento educacional después de la jornada escolar, posibilitando la inserción y permanencia laboral de sus madres y/o mujeres responsables de su cuidado, en esta jornada las y los menores reciben apoyo educativo y pedagógico en diversos ámbitos.
Resultado de imagen de como estudio en casa por lo del coronavirus

Cuarentena no son vacaciones

Para la experta, los padres deben comenzar por explicarles a sus hijos e hijas que “la cuarentena es para preservar y promover la salud, no son vacaciones y a veces nos cuesta entender eso”, explica Moreno. Cuando estamos hablando de pequeños de enseñanza básica o media, hay que enfrentarse a muchos distractores en el entorno hogareño, por ejemplo: el primer error que en las casas es no tener un espacio habilitado para el estudio, porque ya damos por hecho que nos vamos a desenvolver en el hogar y que no hay necesidad de tener un escritorio o tener una repisa con nuestros materiales o un espacio libre de estímulos que puedan afectar nuestra concentración”, explica la experta.
En este sentido, la mejor recomendación para estudiar en la casa para todas las edades, desde una mirada psicopedagógica, es primero siempre priorizar el espacio, la experta recomienda algo tan simple como: apagar el televisor, la radio, celulares, “evitar tener espacios con contaminación acústica o contaminación visual, cosas donde podamos evitar que el niño se nos distraiga” dice.

Una mujer sentada en un escritorio en la casa.

Acceso a material de estudio online

Luego, el segundo punto sería para los padres hacer una preparación básica, hoy en día tenemos tanto acceso a internet, tenemos tantas redes sociales, pero nos olvidamos que el Ministerio de Educación tiene plataformas donde los padres tienen acceso a los contenidos que están viendo sus hijos en el colegio, “hay que entrar a la página del Mineduc y descargar el curriculum educacional correspondiente al año de su pupilo y ver los planes, contenidos, programas e inclusive te entrega las actividades recomendadas para hacer semana a semana, el plan de estudios está hecho”.

Una mujer apaga la alarma del reloj

Rutina y horarios

“Los chicos cuando están en la casa ven esto como que fueran vacaciones, pero no es así, mantener un horario de estudio, no necesariamente a la fuerza, es vital”. La experta comenta que no es necesario que se levanten a las 8:30 como en el colegio, pero que, si se respeten los horarios de sueño, que hagan horarios de actividades y fijar horas de estudio que no superen los 45 minutos, “porque estaríamos saturando la capacidad de atención selectiva del niño”.
Es importante “hacer pausa donde se dé la instancia de recreación, es súper beneficioso, porque le quitamos la mentalidad de que está obligado a estar estudiando, porque  los niños ya tienen una concepción negativa del estudio, en la casa se le pueda dar el espacio para que vea televisión, para que escuche música, para que revise sus redes sociales, pero todo con una limitación al igual que las tareas”, comenta.
Resultado de imagen de SALUD MENTAL Y ESTRES

Salud mental y estrés

“Más allá de una evaluación, es muy importante hacerle entender al niño que las actividades que se están haciendo, es para que no pierda el ritmo de los estudios y no quede con un vacío” dice la experta, quien también analiza la importancia de salvaguardar la salud mental de los chicos y chicas, porque ahora están bombardeados de información por todas partes, “están predispuestos a la paranoia”, considera Moreno, por lo que para ella, vale la pena sentarse con el estudiante como padres, como familia y conversar y que ellos se expresen sobre las inquietudes que tienen, las dudas y como los afecta a ellos el tema del coronavirus, cual es la necesidad o la base o justificación de una cuarentena y hacerles entender que si ellos se encuentran en sus casas por una cuarentena que es para prevenir el contagio.
“Se les tiene que explicar que ellos no son parte de la población de riesgo directa, de que solamente se está evitando, que están siendo protegidos por sus padres, por sus familias, por su entorno, que es una situación pasajera que no se va a prolongar eternamente”, analiza. Sin embargo, también la experta considera vital no mentir, “tampoco hay que cometer el error de decirle que esto se va a terminar mañana, porque eso está solamente potenciando sus niveles de ansiedad”.

Resultado de imagen de CHICOS EN CASA ESTUDIANDO

Adolescentes y estudiantes de enseñanza media

“Cuando estamos hablando de una población ya más crecidita, se vuelve mucho más complejo porque están en una etapa donde no le ven mucho sentido a los estudios, está el tema de la vocación, los distractores, la motivación”, analiza Moreno.
En este sentido, sumado a las recomendaciones anteriores, la experta considera que debido a que en la mayoría de los casos, los padres no manejan los contenidos de estudio de sus hijos e hijas, lo mejor es ayudarlos a potenciar el área cognitiva, “en este caso, los contenidos los enseñará el intermediario, que en este caso vendría siendo el profesor, yo soy partidaria de potenciar procesos cognitivos, por ejemplo, en vez de contenidos puntuales como las figuras literarias, motivarlos a leer un libro, un cómic, para reforzar el proceso de la comprensión lectora”, explica.
En el área lógico matemático, uno a fuerza de hacer una guía puede aprender también ayudando con la contabilidad de la casa, “de repente la mamá o el papá motivarlos tipo, oye mira ayúdame a calcular la cuota del mes, son actividades del día a día donde vas a mantener trabajando tu cerebro, todo lo que es la atención, la memoria, la percepción del lenguaje”.
Acerca de la condición física, la experta recomienda “no quedarnos echados todo el día”, para así no estropear la motricidad muscular.

Resultado de imagen de CHICOS EN CASA ESTUDIANDO

¿Qué tanto se puede atrasar un alumno al no asistir a clase?

Según Moreno, es muy difícil ver el tema académico como tal, todos los contenidos que te ordena Ministerio de Educación que deben verse durante el año, “si ya cuesta verlo en el colegio, va a ser más difícil en una casa, en verdad hay que ser sinceros, estamos en una era donde al chico o chica adolescente le importa más lo que diga ‘Auron Play’ a lo que diga el profesor o los papás”, analiza.
El atraso de uno a dos meses es algo que se viene dando en el paradigma social educacional de Chile desde hace por lo menos unos 10 años, “es cosa de hacer memoria y cada año, por lo menos, nos enfrentamos a uno o dos paros a nivel nacional, ya sea por los conflictos de los profesores o por los estudiantes exigiendo sus derechos, entonces la realidad de la recuperación no es algo nuevo para nosotros, y no es algo que como profesores o como padres o como estudiantes no se haya visto antes. Así que tampoco hay que ponerse tan alarmistas”.
Además, agrega que, “sí, es un problema que no debería pasar, pero no es algo que no se haya enfrentado antes, querer es poder, si el adolescente está consciente de la importancia de mantener un ritmo académico y sus estudios, hasta con 20 minutos que le dedique a una actividad académica por materia en la casa, no habrá de qué preocuparse”.

Resultado de imagen de Profesores, apoderados y alumnos trabajando juntos

Profesores, apoderados y alumnos trabajando juntos

Académicamente hablando, lo ideal es que los maestros se acerquen a los apoderados, quizás no de manera física, pero si está la opción de las redes sociales “que son una muy buena herramienta cuando se utiliza con responsabilidad, hacer grupos de WhatsApp o de correo electrónico, o incluso llamadas telefónicas, crear un plan de estudio que se pueda mantener en la casa, si bien es cierto no todos están facultados para que se pueda hacer clases online o vía streaming, Skype o video llamada, porque también es un factor distractor, los chicos tienen la tentación de abrir otra ventana y ponerse a ver memes o videos o cualquier otra cosa, pero si hay mucho material en internet como aplicaciones y juegos para ayudar a aprender”.
Finalmente, para la experta mantener el ritmo de estudio es cosa de voluntad y de que nos preparemos para entender que, si bien es algo que se está dando por el caso coronavirus, “nos podemos preparar para otras situaciones donde también se puedan presentar casos similares, como cuando llega el invierno y tenemos problemas con la locomoción por el tema de las inundaciones de la lluvia, se tiene que aprender de la experiencia para saber sobrellevarlo”.
Resultado de imagen de ESTUDIAER EN CASA